El fenomeno del vendedor en la comunidad maker colombiana [Mi experiencia en la Make Faire Bogotá 2014]

Hola a todos.

Les debo una disculpa por no haber escrito en tanto tiempo. Dije que tendría más tiempo cuando terminara mis estudios de este año, pero estas semanas se me han escapado por culpa de planear partidas de juegos de rol (a los que me estoy aficionando bastante) y mi curso de diseño de juegos (espero dentro de un par de días mostrarles el primer resultado del curso 😀 ).

Bueno, esta es una entrada que la verdad no estaba muy seguro de hacer, pero correré el riesgo de que no me vuelvan a invitar a los meet-ups de maker colombia ( 😛 ) y probablemente vaya a hacer a más de uno molestarse conmigo.

No comenté en el blog (por menso), pero este año fue la primera Maker Faire en Colombia (Bogotá), el 19 de Noviembre en el EAN. Para ser honesto, no estaba muy seguro si ir o no, ya que, como comenté sobre el meet-up pasado, habían muchos programadores (y en lo personal opino que una persona que solamente programa no es maker. Si la programación es parte de un robot o algo, ahí si, pero hacer un navegador web no te hace maker), y por eso no tenía tantas ganas de ir, me daba cosa que fuera una reunión de programadores. En este aspecto siento que me hizo mucha falta un meet-up antes de la Maker Faire.

Al final decidí ir, a ver que había. No encontré tantos programadores (de nuevo, si había gente que programaba, pero era parte de un proyecto físico), pero encontré en gran número algo que no esperaba: Vendedores. No, no estoy diciendo que en los puestos estuvieran vendiendo llaveros y porta vasos. Lo que pasa es que todos estaban promocionando su producto.

Antes de poner comentarios enojados, déjenme explicarme bien. No estoy diciendo que vender lo que uno hace esté mal, eso sería estúpido. Tenemos empresas como Makerbot, que empezaron siendo tres makers que hicieron su propia impresora 3D y ahora son la marca de impresoras 3D.

Lo que digo es que no vi al maker que esperaba. No encontré al maker cuya cordura puede ser puesta en duda por estar trabajando en un perchero con forma de jirafa que da las buenas tardes cada vez que alguien recoge su chaqueta. ¿Por qué pongo este ejemplo? Pues, es un proyecto absurdo (aunque interesante), sin ningún tipo de potencial comercial (al menos no en principio), algo que sólo una persona apasionada por el proyecto o por lo que pueda aprender haciéndolo haría.

El problema que vi en el Maker Faire es que eran makers que vinieron a vender sus cosas más que a compartirlas, que es un poco lo que siento que haría nuestro amigo del perchero (¿nunca han sentido esa casi necesidad de compartir algo que acaban de aprender?). Eso me frustró. Casi todos eran makers vendiendo, o incluso habían unos que no eran makers (me refiero a vendedores, que no han fabricado nada de su producto o cosas así).

Yo quería encontrar a alguien mostrando un proyecto genial, o raro, o interesante, o todas las anteriores (uno de los stands de Bogohack tenían una especie de matera llamada Lechugator, pero le estaban explicando a alguien cuando yo llegué y como no terminó rápido me aburrí y me fui. Culpa mía). Si, habían cosas interesantes, pero, según lo sentí, te lo estaban vendiendo, no invitándote al proyecto.

En parte por eso no volví cuando salí a almorzar. La verdad no vi muchas cosas que me llamaran la atención, pero de las que se veían como interesantes me daba miedo ver más cultura vendedora.

De estas quejas puedo rescatar a dos equipos: Primero tenemos a Bogohack, que organizaron el evento y ya tienen mucha historia con el movimiento maker (creo que es su eslogan, y si no lo es por lo menos estaba en la calcomanía que me regalaron: “Make and share!”, “Haz y comparte!”), y a ProtoRap (que hasta donde entiendo estuvieron en Bogohack antes), que estaban mostrando sus máquinas, y si, hasta donde recuerdo vendiendo sus servicios, pero ellos tenían algo que no le vi a nadie más (Incluyo a Bogohack en esto, pero francamente es porque no hablé casi con ellos por que estaban ocupados): Pasión por sus máquinas. A lo que me refiero es a que se quedaron hablándome como media hora no solo de las máquinas que habían hecho, sino también de lo que habían aprendido, el apoyo por parte de la comunidad y no solo me me ofrecieron ayuda, sino que también dijeron que tal vez me la pedirían en algún momento (la verdad no estoy muy seguro de si hablaban en serio en esto último o no, pero me gustó el comentario 😛 ).

ACLARO, no estoy diciendo que vender nuestros proyectos sea malo, pero, hombre, estamos en una reunión de makers para makers, yo esperaba que compartieran más que vendieran.

En fin. Si alguien está en desacuerdo conmigo, o quiere decir algo, abajo está el campo de batalla (también conocido como zona de comentarios), en la que con gusto les responderé.

Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s