Aprendizaje y ocio [Opinión]

Advertencia: Esta entrada es de mi opinión personal, basada en mi experiencia igualmente personal (y en cosas que he visto). No se por qué pongo esto, pero por si acaso lo dejo aquí.

Bueno, como en toda y cada una de mis entradas, les pido disculpas por mi falta de actividad. Estos días me he concentrado en los estudios para validar y en mis juegos de rol (vamos, tengo que crear un mundo y suficiente contenido como para satisfacer 7 personas cada 15 días, consume tiempo 😛 ).

Y como si eso no fuera suficiente, preciso les traigo otra entrada de opinión, que es lo que más he publicado últimamente.

En fin, hoy quería hablarles de algo que a gran parte (la verdad ni idea) de mis lectores les interesa: Educación/aprendizaje.

Como ya saben yo soy homeschooler, o usando un término menos… Bueno, anglo, estudio en casa. En esta forma de estudio, como en muchas cosas, hay distintos “caminos”, o bifurcaciones, que aunque tienen una filosofía o metodología en común, tienen pequeñas variaciones entre ellas. Yo me educo en la forma unschooling (más términos anglo! Como ahora están de moda…), que es más libre, por así decirlo, con respecto a lo que hacen los niños.

Se podría decir que en el unschooling se le da libertad a los niños para que aprendan (o en algunos casos, hagan) lo que quieran, sin seguir ningún pensum, o cosas así. Si estoy equivocado, por favor corrijanme en los comentarios. En cualquier caso, sea o no sea unschool, así es como lo hacemos en mi casa.

Bueno, una vez aclarado eso, quiero comentar sobre la parte de “ocio” en el título. Recuerdo que cuando estaba en esgrima, en la academia en la que estudiaba estaban montando una cosa de refuerzos escolares para los niños, y recuerdo especialmente que una de las “ventajas” (le pongo las comillas por mi opinión al respecto) de ese refuerzo es que los niños tenían menos tiempo para el ocio.

¿Qué es el ocio?, según la RAE:

Pantallazo-15

Más o menos podemos podríamos decir que ocio es una actividad relajada que encontramos divertida que hacemos cuando no estamos trabajando/estudiando (en este contexto). El descanso es importante, por algo dormimos ~8 horas diarias, pero creo que el descanso de actividades también lo es. Cuando haces mucho algo, te terminas aburriendo de eso, o como decimos con una amiga, lo “quemas”. Desde ese punto de vista, creo que el ocio es algo importante para nosotros como seres humanos.

De acuerdo, creo que ya he aclarado ese par de cosas, que me parecía importante hacerlo.

Entonces, ¿qué relación puede haber entre el aprendizaje y el ocio? Honestamente, creo que la mayoría de lo que sé se lo debo al ocio. Antes de contar mi historia, quiero poner un ejemplo que me gusta: mi hermana.

Últimamente se ha aficionado mucho a las series animadas japonesas, también conocidas como ánimes. Algunos están traducidos al inglés, y unos cuantos al español, pero la mayoría están sólo en japonés, con subtítulos. Mi hermana está interesada en aprender japonés por cuenta de esa afición, para poder ver sus series sin problemas. Este espacio de ocio le da a mi hermana motivación para aprender un nuevo idioma. Pero, lo que más me ha llamado la atención, es que no solo le da una motivación, sino que ya está aprendiendo japonés viendo sus series. No sabe muchas palabras, pero no es raro escucharla diciéndolas a mitad de una frase en español (incluso cuando discutimos ella y yo, recurre a ciertos… Términos en japonés).

En mi caso (que lo conozco mucho mejor que el de mi hermana, por supuesto 😉 ),es más o menos contar mi historia de 3 años para acá. Yo hace un tiempo era MUY aficionado a los juegos de video (o videojuegos, como prefieran llamarlos), pero mucho. En la casa solo teníamos un Super Nintendo, una consola de aquellos tiempos en los que tenías que ir a la tienda para comprar el juego, tardabas una eternidad pasándotelo (no como ahora que en 2 horas ya lo has jugado entero 7 veces), y que estaban completamente en inglés. Así empecé a aprender inglés. ¿Quieres saber que esta diciendo Kefka? Oh, bueno, trae el diccionario de inglés a español (al final siempre terminaba usando el traductor de Google, pero bueno 🙂 ).

Hace aproximadamente 3 años, mi computador se dañó, y tocó instalarle Linux, ya que no valía la pena pagar la licencia de Window$. Recuerdo que una tarde estaba buscando como ponerle efectos, y me encontré con un comentario que decía: “Si corres este comando, desactivarás un juego secreto”. Esa fue la primera vez que me tocó reinstalar (que recuerdos :’) ). Gracias a Linux, aprendí mucho más inglés, ya que en inglés está toda la información que quieras, y cuando estas apretando todos los botones, intentando girar los engranajes de distintas maneras, tiendes a romper cosas, y tener toda esa información es vital.

Volviendo con los juegos, como todo adolescente, quería hacer los míos propios, y así aprendí algo de diseño gráfico y programación.

Como bien han podido ver, me aficioné mucho a los juegos de rol. Para los que no lo sepan, los juegos de rol son un tipo de juego en el que un grupo de nerds amigos se reúnen para interpretar personajes, que pueden ser marines espaciales, aventureros explorando un mundo de fantasía, o vampiros caminando por las oscuras calles de mundos corruptos y pervertidos por la oscuridad. Claro, todo esto sucede en la imaginación de los jugadores, no en el mundo real. Por así decirlo, es como ser el personaje de un libro.

Pero si es como un libro, ¿quien es el escritor? En parte todos los jugadores, pero hay uno que se encarga de crear el mundo, controla a los enemigos de los jugadores, o a los tranceuntes y vendedores. Ése jugador soy yo, lo cual me ha llevado a mejorar mi habilidad para hacer varias voces, narrar, y comunicarme con otras personas, sin contar conque me está atrayendo al mundo de la escritura.

O para poner un último ejemplo, que ya me he prolongado bastante, ¿alguno conoce los chistes de as Countryballs?

10920944_1652746594952486_2038361174755757772_n

Gracias a estas tiras cómicas he aprendido bastante de historia y de relaciones políticas de la actualidad, o noticias en general, con un toque de humor.

Entonces, ciento que el ocio ha jugado un papel vital en la educación de mi hermana y en la mía, mostrándonos la entrada a nuevos idiomas, nuevas artes y nuevos conocimientos, que son completamente aplicables al mundo real, y que se pueden utilizar de muchas formas.

Bueno, creo que ya he expuesto mi opinión al respecto. En parte siento que contradigo un poco lo que dije en una entrada anterior, pero bueno, que más da 😀 . ¿Que opinan ustedes?

Saludos!

Anuncios

[OFFTOPIC] ¿En serio es tan mala la tecnología?

Hola a todos. Les pido disculpas por lo poco que estoy publicando, pero recuerden que estoy estudiando para validar unos exámenes (que a finales de octubre espero estar terminando), pero quiero robarle un ratico a mis estudios para compartir una opinión con ustedes.

Últimamente en mis círculos sociales han estado apareciendo mucho publicaciones sobre “Por qué Steve Jobs le prohibió el Ipad a sus hijos”, u otros “ídolos” tecnológicos. De estos artículos sólo he leído uno, puesto que a fin de cuentas todos dicen lo mismo (Y porque no me genera nada de empatía Steve Jobs). Hasta ahora me tocó a mi, pero este es un tema que se ha venido hablando desde mucho, y quería compartir mi opinión personal.

Desde finales de los 80, los computadores empezaron a aparecer en la vida de la mayoría de la gente. Desde ahí el mercado de la tecnología personal estalló, puesto que la demanda hizo lo mismo. Hoy día contamos con celulares que hacen lo mismo que hacían varias personas en esos tiempos. Ahora podemos comunicarnos con gente a miles de kilómetros de distancia en segundos, en vez de meses; podemos entretenernos horas en distintas actividades que estarán en nuestro bolsillo en vez de en un armario enorme… ¿Pero a que precio? Si bien el aparato hace lo que todo ese escuadrón, les ha quitado el trabajo; si bien nos ha permitido comunicarnos a lo lejos, nos está quitando las ganas de hacerlo de cerca; si bien nos ha entretenido, no somos capaces de dejarlo al salir. Estos son, los puntos que condenaran a la tecnología hasta el fin de sus días (o de los nuestros), que en parte comparto.

Como los lectores de mi blog bien saben, soy un geek. Me fascina ver como funcionan todos los aparatos, inventar propios o hacer alguno que me haya gustado. Esto mismo era muy común en el boom tecnológico, pero entre más avanza el tiempo, más difícil es. Al principio, los computadores estaban hechos con componentes muy básicos (o al menos así los vemos ahora 😉 ), haciéndolos más fáciles de modificar o ver cómo funcionan. De ese entonces para acá, la tecnología ha avanzado, aumentando las posibilidades, pero haciéndose más difícil de entender, y las compañías que desarrollan esa tecnología han empezado a ocultarla cada vez más. Esto, a mi parecer, nos ha dividido en dos grupos: los que le pertenecen a la tecnología y a los que les pertenece la tecnología.

En el primer grupo estamos todos, en menor o mayor grado. Algo de nuestras vidas va a estar ligado a un aparato tecnológico, ya sea para hacer llamadas, ordenarnos el día, o para distraernos un rato. Este segundo grupo no es tan feo como suena, pero sigue siendo feo, ya que significa que dependemos de la máquina. Digo que no es realmente tan negativo ya que, por ejemplo, yo escucho música todo el tiempo, y sin la tecnología tendría que estar contratando a una banda para que toca cada vez que quiera escuchar música. Se que el ejemplo es bastante exagerado, y muy poco realista, pero, ¿podríamos decir lo mismo del e-mail? Es más rápido y económico (si no gratis) que el correo convencional. El problema de esto (que todos lo conocemos, pero aún así lo pongo para darle solides al texto :P) es que empezamos a depender de estos servicios, cosa que es muy frecuente en gente de mi edad, que suelen tener un smartphone a mano todo el tiempo (no me incluyo porque yo no tengo).

El segundo grupo, cuenta con (relativamente) pocas personas. Y esto me preocupa. En este segundo grupo estamos los que conocemos qué hay detrás de escena. Sabemos, o estamos aprendiendo, cómo funciona la tecnología, en vez de cómo usarla. Y es algo que está empezando a ser más fácil cada día. No se necesita estudiar ingeniería para saber como funciona el computador con el que estoy escribiendo. Y una vez se tiene una idea de cómo funciona, puedes ponerlo a hacer lo que quieras. Esto no solo nos da una herramienta muy poderosa (el computador, smartphone, tablet, etc), sino que también nos hace conscientes de que las máquinas son solo eso: máquinas. Mientras que alguien ve al Iphone como una especie de portal mágico (de forma inconsciente), alguien que, por ejemplo, programa, sabe que ese es un aparato completamente estúpido (Dato curioso: Los computadores y aparatos similares sólo pueden sumar. Incluso las restas son sumas: 7 – 2 lo interpretan 7 + -2).

Perteneciendo al segundo grupo, no es muy difícil dejar atrás (al menos un poco) a los aparatos, y pertenecer a este grupo es muy sencillo. Conoces Scratch? Es una plataforma creada por el MIT para que los niños aprendan a programar. Relájate, que sean muñequitos no significa que no lo puedas usar… Si, tranquilo, no le diré a tus amigos 😉

¿Conque no quieres programar gatos, he? ¿Y si hacemos robots? ¿O preparamos el café por las mañanas de forma automática? Con Arduino podemos hacer todo eso y mucho más, pero lo mejor es que es muy fácil aprender a usarlo. Aquí les dejo el curso con el que di mis primeros pasos.

Pero bueno, ¿al final la tecnología es mala?. Yo le doy un seguro tal vez. Realmente depende de nuestro acercamiento a ella. Si los niños se la pasan jugando Angry Birds todo el día, tal vez no sea tan bueno, pero que jueguen un rato no es algo negativo. Al punto al que quiero llegar es a que la tecnología es buena siempre y cuando permanezca bajo nuestro control, y no al revés. No importa si controlan a la tecnología con horarios, sabiendo cómo funciona o de cualquier otra forma, lo que realmente importa es que así ganan una herramienta poderosa 🙂

Como último punto, quiero comentar algo que oí hace ya un buen tiempo, que es que esos “ídolos” tecnológicos no dejan que sus hijos siquiera toquen un computador. No se si sea verdad, pero en lo personal creo que el principal motivo sería, no evitar la adicción a los aparatos, sino no cerrar puertas. Si bien la tecnología da muchas posibilidades, si se empieza a adentrarse en ellas antes de conocer las que el mundo físico ofrece, estas últimas se dificultan mucho enun futuro. Esa es mi forma de ver el asunto.

Como siempre, si quieren discutir al respecto, podemos hablar en los comentarios.

Bueno, sólo quería comentarles mi opinión al respecto. Espero pronto poder hacer más publicaciones.

Saludos! 😀